¿Cómo lograrlo?

Atrévete a soñar la vida que has soñado para ti mismo. Ve hacia adelante y haz que tus sueños se hagan realidad.-Ralph Waldo Emerson.

Colombia necesita un cambio verdadero. No como lo prometen todos los políticos en campaña. Necesitamos uno real. La noticia interesante es que nunca vendrá de las manos de alguien en especial. Ese cambio solamente lo podremos ver cuando todos colaboremos en su construcción. No hay otra manera. Nos incluye a todos. Por otra parte no es tan complejo como nos lo han querido hacer ver. La sencillez de las propuestas que se exponen es evidente pero son contundentes y totalmente realizables.

Es un cambio complejo pero a la vez simple. Complejo si el reto se lo toman unos pocos en serio. Pero simple si mediante la organización por medio de la tecnología logramos dividir las funciones para todos y cada uno de los colombianos. Entre todos la tarea podremos sacarla adelante y de manera exitosa.

La sabiduría oriental nos dice en uno de sus tantos relatos que si tenemos una taza llena de té y queremos tomar café, primero deberemos vaciar el té para poder agregar el café. No hay lugar para algo nuevo mientras el espacio esté ocuapdo por otros elementos. Asimismo, deberemos reeducarnos, quitarnos las ideas antiguas que nos atan a un pasado caótico y liberar el espacio para los nuevos conceptos que se requieren para generar el cambio social que necesitamos.

Antes de empezar con la lista de acciones, consideremos uno de los factores más relevantes para manifestar esa realidad que añoramos: la eliminación del ejército. Esta acción tiene como finalidad cambiar las funciones hasta ahora cotidianas de este colectivo y reencaminarlas hacia funciones sociales relevantes. No podemos permitir que los colombianos sigamos financiando a jóvenes para que se entrenen para matar a otros colombianos, ni mucho menos que se siga invirtiendo en armas de destrucción masiva. Por el contrario, deberíamos abocarnos en formar líneas de construcción, formar a jóvenes para que literalmente reconstruyan a Colombia. En lugar de comprar bombas que destruyen, compremos ladrillos plásticos reciclados para edificar casas, escuelas, universidades, hospitales y centros de investigación. Los soldados, en lugar de gastar su energía haciendo sentadillas y flexiones para satisfacer un trauma de mando de su sargento o su teniente, deberían invertir esa energía en la construcción de viviendas y obras que mejoren la calidad de vida de los colombianos. Los oficiales ya no se entrenarán en tácticas de guerra sino que serán ingenieros, arquitectos y profesionales enfocados en diseñar y construir para la vida. Reducir el número de efectivos del ejército es un imperativo. En Colombia, según Alirio Uribe (Representante a la Cámara por Bogotá) existen 48 soldados por cada guerrillero, lo cual demuestra que la guerra no es el camino para eliminar la insurgencia. aparte de generar muertes, es altísimamente costoso, desproporcionado e injusto. Tema preocupante si queremos un país en paz. ¿cómo es posible que hayan más armas que educadores? si nos dieran a escoger entre vivir en una universidad o en un ejército, ¿qué escogeríamos? Desde luego, un lugar donde se fomente el aprendizaje, la investigación y la cultura siempre será mejor que uno donde se fomente la obediencia ciega enfocada a la agresión hacia el otro.

Por otra parte, podrán tambien los jóvenes enlistarse en un servicio agrícola, en donde se capaciten para cultivar la tierra en lugar de minarla. Podrían capacitarse en primeros auxilios y dedicarse a rescatar víctimas de desastres naturales, apoyando a la Defensa Civil o a la Cruz Roja; cualquier cosa, menos portar armas para "defender a la nación", lo cual es un eufemismo para la dominación de la población en beneficio de las empresas multinacionales explotadoras de los recursos naturales colombianos.

En cierta oportunidad tuve una conversación con un farmacéutico que me hablaba sobre la forma de eliminar un tipo de afección en la piel. Dijo: "Siempre hay que trabajar el problema desde afuera aplicando cremas, y desde adentro con pastillas que eliminan la causa de la afección". Esa filosofía médica puede aplicarse perfectamente en este caso y entender que para obtener la paz en Colombia, debemos trabajar desde afuera eliminando uno de los causantes de la guerra -el ejército- y desde adentro, cambiando nuestras actitudes personales y acciones empresariales que agreden, ultrajan, roban y vulneran los derechos de los demás.

Ahora bien, sin más introducción, he aquí un listado con las ideas más importantes para cambiar nuestra sociedad y poder evolucionar a un entorno civilizado, más allá de la política, la pobreza y las guerras:

1. Para poder reconstruir nuestra sociedad, deberemos empezar por una reorganización política, empleando para ello la reconceptualización de la democracia. Hasta el momento democracia para el ciudadano del común es ir a votar cada 4 años. Fin de la historia. A partir de allí, la persona electa decide todo. En teoría todas sus decisiones son en representación de sus electores, pero es falso. La historia nos ha demostrado que todos los electores terminan quejándose de las decisiones de sus representantes. Es allí donde debemos hacer el cambio. Los representantes serán voceros de lo que decida toda su comunidad. Nunca irán a tomar decisiones propias. Les queda rotundamente prohibido. Simplemente replicarán la decisión que tome su comunidad, la cual, previamente informada del asunto a tratar, votará de manera electrónica y en tiempo real se sabrá la decisión de la comunidad.
Es aquí donde todos entramos a jugar. Debemos involucrarnos a profundidad en los temas a tratar que sean relevantes para nuestra comunidad y/o localidad. En la medida que todos sepamos qué es lo que sucede, será imposible para otros aprovecharse y robar. La currupción tiene su base en el desconocimiento que tiene la comunidad de los asuntos políticos. Informados seremos invencibles. Con un mínimo de dos horas a la semana que dediquemos a informarnos tendremos una base para decidir, opinar y posteriormente votar sobre un tema en particular. Ahora bien, no todos tendrán que saber de todo, ahí es donde entra la tecnología a ayudarnos. Cada quien se involucrará en un tema específico y apartir de allí toda la información que le llegue será la que apunte al tema deseado para forjarse un concepto más robusto del mismo. Eventualmente las personas podrán cambiar de tema e ir enterándose de todo el acontecer político de su comunidad.
Esta tecnología ya se está desarrollando en Colombia y en otros países ya ha sido probada. Para más información visitar : Seamos.
La cantidad de representantes habrá de disminuir drásticamente. Con toda la comunidad involucrada en las tomas de decisiones, no se necesitará más de una sola persona por departamento para que funja como vocero. Así, solo habrán en el senado 33 personas, quienes eventualmente tampoco tendrán que ejercer ese cargo dado que podrá sistematizarse de manera que no se requieran. De la misma manera a nivel de departamentos, los representantes en las gobernaciones se reducirán y además deberán desempeñar un papel de vocería. No tomarán decisiones. Éstas las tomará la ciudadanía.
Este modelo político, no solo ayudará a la agilización de la toma de decisiones gracias a la tecnología, sino que la corrupción se verá drásticamente disminuída, porque todos los ciudadanos sabrán los montos recaudados por impuestos y de igual manera sabrán los destinos de los mismos. Desviar fondos o amañar contratos será cada vez más difícil.
El desarrollo local y nacional se hará sentir de inmediato. el crecimiento de la nación será extremadamente favorable porque se habrán eliminado las fisuras que desangran el erario público.

2. El paso que ha dado el gobierno en el tema de la paz es inmenso. Gracias a esa aparente única obra bien hecha por este gobierno, no habrá necesidad de invertir en guerra, puesto que en adelante el mismo gobierno deberá dar el ejemplo y manejar los conflictos a través del diálogo y no a través de las armas. EL número de efectivos podría mantenerse ya que la función de los soldados no será de empuñar fusiles sino reconstruir el país que ayudaron a destruir con sus armas de fuego. En adelante los soldados empezarán a construir casas para gente pobre, construir escuelas, hospitales, puentes y vías para el desarrollo rural en el postconflicto. Toda la energía que desperdician los soldados haciendo flexiones de pecho para engrandecer el complejo de superioridad de sus cabos, sargentos y tenientes, podrá ser empleada más eficientemente en la reconstrucción del país. El dinero para las municiones y armas, será destinado a materiales de construcción. Así habrá menos personas en las calles y más adolescentes en los colegios, lo cual disminuirá significativamente el número de personas que quieran delinquir. Es un manejo más eficiente e inteligente de los recursos para el crecimiento común. Los soldados podrán hacer su labor sabiendo que están ayudanado a engrandecer su nación y que hacen un bien a la comunidad. Diferente de la situación actual en la que muchos alegan con justa razón objeción de consciencia. Implementar el servicvio militar obligatorio para ir a matar desconocidos es tan aberrante como la época en la que las personas de raza negra eran consideradas seres sin alma y las mujeres eran consideradas animales. Debemos pasar ese capítulo de nuestra historia en el que consideramos héroe a quien disfraza a un campesino de guerrillero para matarlo y cobrar una recompensa. Si se analiza con detenimiento, el ejército funciona como un grupo colegiado de sicarios avalados por el gobierno. Muy triste. Es hora de cambiar y evolucionar hacia un estadio más elevado de convivencia social.
De manera que el servicio militar dejará de llamarse así y será un servicio social, que toda persona, al salir del colegio deberá prestar. Ahí entran también las mujeres. Esa es otra de las ventajas. El grupo de gente colaboradora prácticamente se duplica. Las funciones no solo serán de construcción, también de ayuda social y capacitaciones, similares a los proyectos de alfabetización de antaño.
Los generales, cororeles, mayores, capitanes, tenientes, sargentos y cabos, serán en su totalidad ingenieros, arquitectos, médicos y profesores. En lugar de aprender estrategias para matar, aprenderán a salvar vidas y a brindar desarrollo y educación. Así, ¿quién querría meterse en malos pasos? Sabiendo que el Estado brinda verdaderas oportunidades de crecimiento humano y desarrollo, sabiendo que el dinero realmente llega a donde debe ir y no se lo roban, todos querrán dedicarse a prosperar de buena manera porque no tendrán la "necesidad" de ingresar a las peligrosísimas filas de la ilegalidad.

3. Mucha gente teme que el narcotráfico se tome el país dado que no habrá ejército que lo controle pero es una falacia argumentativa. Hoy contamos con el 6to ejército más grande de latinoamérica con un presupuesto superior al de Chile, Argentina y Perú juntos y el narcotráfico aún existe. Estados unidos, con el ejército más potente del mundo entero y con la DEA tampoco a derrotado al narcotráfico. De manera que creer que el ejército de Colombia lo eliminará es realmente torpe. Si se llegaran a legalizar las drogas, se empezarían a obtener ingresos por sus impuestos y dejaríamos de perder tanto dinero tratando de eliminarlas. La sociedad tiene una doble moral muy marcada. Cuando el tema es de drogas se piensa en que son ilegales y no se deben permitir, pero el alcohol es considerado también una droga y es legal. El tabaquismo ha generado más muertes que la primera y segunda guerras mundiales juntas y aún así la gente piensa que es bueno porque es legal. (leer informe sobre tabaquismo) La realidad es que aún siendo legales el alcohol y el tabaco, ni usted (posiblemente) ni yo somos alcohólicos ni sufrimos de tabaquismo. De manera que la clave está en la educación no en la prohibición. Otro aspecto que se evidencia claramente es que la preocupación de esta gente tampoco es por la salud pública, es la opinión del público. De modo que aquellos que piensan que hay que eliminar las drogas por un tema de salud, que se pregunten primero por qué no iniciaron su lucha contra el alcohol o el cigarrillo?

4. La energía es un punto fundamental en la economía colombiana. Debemos considerar empezar a administrar mejor lo que tenemos y dejar de creer que perforando más pozos de petróleo seremos más ricos. En la medida en que empecemos a invertir en energías limpias y alternativas podremos empezar a disfrutar de un mejor ambiente y le podremos heredar a nuestros hijos un país verde por sus bosques y selvas y no verde por los dólares obtenidos y robados por las empresas extractoras y los gobernantes asociados a ellas. Todo el mundo se conmovió al ver Avatar pero siguen apoyando la perforación de pozos. Debemos empezar a ser más consecuentes y ver que hacia allá no apunta el futuro. Hemos de dirigirnos por el bienestar general de un Estado Social de Derecho y no por el beneficio de los gobernantes. Y para ello es nuevamente necesario que nos involucremos todos en el proceso de informarnos y tomar aciones concretas. Esta no es una idea nueva, pero la diferencia estriba en que con un gobierno unificado por toda la ciudadanía decidiendo, estos cambios sí serán posibles y perfectamente ejecutables. Como nota final les pregunto: ¿qué hubiera podido hacerse con el dinero que se extravió de Reficar? (leer nota) Solo en temas de investigación, ¿cuánto se hubiera podido avanzar o desarrollar?

5. El agro colombiano es uno de los temas más importantes en la reconstrucción de una nueva organización nacional. Visita referendo por el agro y entérate de lo importante que es apoyar a nuestros campesinos.

6. Los indígenas son otro de los pilares fundamentales para una paz verdadera. No satisfechos los conquistadores con haber venido a robarnos nuestras riquezas, nuestras tierras y violar a nuestras mujeres, aún hoy los gobernantes con complejo de españoles, nos siguen ultrajando y robando so pretexto del desarrollo. Las tierras ahora son de las empresas y las comunidades residentes mueren. Literalmente se mueren. La Guajira es un ejemplo de ello y lo mismo se está viendo en la Amazonía. Pareciera que la vida ya no importara, solo el lucro económico. Esto hay que cambiarlo inmediatemente.

7. Los peajes son otro de los pilares fundamentales de los robos a los colombianos. Toda empresa nacional que se vende, o toda concesión que se haga para nuevos proyectos, son una manera de robo directo a la ciudadanía. ¿Por qué? Porque el gobernante al tener una empresa nacional no puede robarla ni lucrarse con ella. Pero si la concesiona, la empresa en compensación le dará una módica comisión por la adjudicación. Con ello, el gobernante queda con un ingreso millonario mientras dice que así está mejor administrada y que se le presta un mejor servicio a la comunidad. ¡Mentira! Simplemente el corrupto legalizó un ingreso millonario. ¡Y ni hablar de todas las empresas que recientemente han vendido, ETB, Isagen entre muchas más...!

La idea fundamental es que nos hagamos conscientes de que podemos realmente hacer cambios profundos con acciones contundentes que derivarán en un verdadero cambio. El cambio que necesitamos, el cambio que merecemos.
Para quienes creen que es un sueño imposible, he aquí unas pequeñas reflexiones más sobre los sueños:

Si uno avanza confiadamente en la dirección de sus sueños y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito inesperado.-Henry David Thoreau.
El paso indispensable para conseguir las cosas que quieres de la vida es este: decidir lo que quieres.-Ben Stein.
No sigas el camino. Ve en su lugar donde no hay camino y deja huella.-Ralph Waldo Emerson
Al principio, los sueños parecen imposibles, luego improbables y eventualmente inevitables.-Christopher Reeve.
Hagamos nuestro futuro ahora, hagamos nuestros sueños del mañana realidad.-Malala Yousafzai.
No nos atrevemos porque las cosas sean difíciles, son difíciles porque no nos atrevemos.-Séneca.
El futuro que ves es el futuro que consigues.-Robert G Allen.
Demasiados de nosotros no vivimos nuestros sueños porque vivimos nuestros miedos.-Les Brown.
Debes ir tras tus deseos. Tan pronto como comiences a perseguir un sueño, tu vida despierta y todo tiene significado.-Barbara Sher.
Ten el coraje de perseguir tus sueños. Es el primer paso para llegar a tu destino.-Nikita Koloff.
Prefiero los sueños del futuro que la historia del pasado.-Patrick Henry.
No hay nada como un sueño para crear el futuro.-Victor Hugo.
El hombre es un genio cuando esta soñando.-Akira Kurosawa.
Siempre hay una forma realista de realizar cualquier sueño. Nunca ha habido un sueño que no puedas tener.-Barbara Sher.
¿Cuál es el propósito de vivir si no vas tras tus sueños?-Samson Reiny.
Los sueños no mueren, la gente se rinde.-Tyler Perry.
Ningún soñador es demasiado pequeño, ningún sueño es demasiado grande.–Autor desconocido.
Solo los sueños grandes inspiran, los sueños razonables no inspiran a nadie. Lanza tu corazón y ten una estrategia, no una ideal, sino uno que se ejecute. Actúa en pequeño, poco a poco y que cada paso que des en tu vida, te lleve a tu sueño. El resultado es que poco a poco te convertirás en quien realmente quieres y tendrás la experiencia de vivir en plenitud.-Mario Alonso Puig.